Actualidad 

No pudieron consensuar un administrador para los medios de Cristóbal López

La incertidumbre que viven los medios de comunicación del Grupo Indalo de Cristóbal López ante la quiebra de su principal accionista, Oil Combustibles, seguirá unos días más: ayer se frustró el plan de nombrar un nuevo administrador para que encauce a las empresas propietarias de la señal de televisión, las radios y medios gráficos, que cada mes arrojan un millonario déficit y están concursados buscando sanear sus deudas.

Grupo Indalo en la calle Olleros y Av. Alvarez Thomas. Foto: German García Adrasti

Grupo Indalo en la calle Olleros y Av. Alvarez Thomas. Foto: German García Adrasti

Con sus principales accionistas presos, Telepiú -controladora de C5NVotionis (Radio 10 y Mega), Imagen Radial (Radio One), Dh Com (Radio Pop), Radio Productora 2000 (Radio Vale), Pensado para Televisión (PPT), Editorial Amfin (Ambito Financiero), Nefir (Ambito.com), Real Time Solutions (Diarioregistrado.com) e IGD (Diario El Patagónico), busca una “reorganizarse administrativa”, señalaron a Clarín desde el Grupo Indalo.

Para evitar que todas las empresas de comunicación concursadas sean arrastradas por la quiebra de Oil Combustibles -el principal activo del holding de Cristóbal López- se buscó en una asamblea nombrar un nuevo administrador que maneje los medios. Durante la reunión estuvieron presentes los síndicos, los abogados de Indalo y los administradores judiciales designados por el juez Javier Cosentino cuando intervino Oil.

“No hubo un acuerdo y se pasó a un cuarto intermedio hasta el 15 de junio”, confirmaron desde la empresa a Clarín, y pese a que buscan un nombramiento de “común acuerdo entre las partes”, no “hubo tiempo para que ocurra”. Por ahora el administrador Mariano Frutos -CEO de todos los medios-, seguirá en el puesto hasta mediados de junio.

El reordenamiento financiero es prioritario en Indalo, donde admitieron que desde la salida de Cristina Kirchner de la Casa Rosada, “mermó considerablemente los ingresos en pauta oficial”. Los medios comenzaron a suplantar esos ingresos con préstamos de Oil, pero este mecanismo fue prohibido por el juez Cosentino mientras llevaba adelante el concurso preventivo de la petrolera.

Grupo Indalo en la calle Uriarte al 1900 Foto: German García Adrasti

Grupo Indalo en la calle Uriarte al 1900 Foto: German García Adrasti

A la incertidumbre financiera, los medios suman la quiebra de Oil. Según la documentación que tiene el juez Cosentino la empresa Telepiú es la controladora de C5N. Y el 80% de Telepiu es de South Media Investments, de la cual el 94,34% es de Oil Combustibles. Es por eso que la quiebra de la petrolera impacta en forma directa sobre el canal de noticias de López y Fabián De Sousa.

Según la Justicia, Telepiú fue adquirida en 2012 a Daniel Hadad con el dinero que Oil Combustibles no tri- butó al fisco en concepto del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC), generando una deuda de 8.000 millones de pesos con el Estado. En esa época, C5N no tenía deudas con el Estado y sus empleados cobraban los salarios sin inconvenientes. Pero la decisión política de controlar los medios mediante el desembarco de empresarios alineados con el kirchnerismo, provocó la situación actual.

Desde la empresa indicaron a Clarín que C5N aunque “no es autosustentable, puede serlo con un importante reordenamiento”.

Según el análisis interno, arroja un déficit mensual de 1,3 millones de pesos. Desde mediados de 2016 a la fecha, al menos 200 trabajadores han sido desvinculados: la empresa aduce una cantidad de personal superior a lo que el canal hoy necesita. Para sanear sus números y reinvertir para mejorar la señala, el canal “necesita unos 10 millones de dólares”, arroja el mismo informe interno.

Con los números en rojo, desde el grupo Indalo indicaron que después de 2015 se redujo la cantidad de fondos que provenían del Estado. Parte de ese dinero comenzó a suplirlo Oil Combustibles, la firma que generó la deuda de 8.000 millones de pesos con la AFIP y que a la fecha ya supera los 20.000 millones de pesos contabilizando intereses y punitorios, entre otras deudas de 25 empresas de Indalo.

Sólo los medios de comunicación del Grupo Indalo ya adeudan al organismo que conduce Leandro Cucciolio, más de $ 900 millones, básicamente en relación a los aportes de la seguridad social.


FUENTE: http://www.clarin.com/politica/pudieron-consensuar-administrador-medios-cristobal-lopez_0_rJnE-H2Cf.html

Related posts

Leave a Comment